Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

BLOG

Noticia

Amenidades que consentirán a papá, ¡sin salir de casa!

17 Junio, 2020

Biblioteca: Uno de los lugares favoritos de muchos papás son las bibliotecas, un lugar tranquilo donde puedan relajarse, después de un largo día, y continuar con ese libro que tanto interés les ha despertado, o simplemente repasar los clásicos que han amado a lo largo de su vida, ¡papá pasará horas disfrutando su perfil lector! 


Bar: Disfrutar de una copa de un buen vino es un gusto que sin duda papá amará. Podrá estar en compañía de sus amistades, disfrutando de un ameno momento, pero sin ser interrumpido por las demandas del hogar. 


Juice Bar: Cuidar la salud de papá es uno de los apapachos que no deben faltar, y la forma principal para hacerlo es por medio de su alimentación. Además, será algo realmente delicioso. 


Jacuzzi: Nada más relajante que una hora en el jacuzzi, lejos del estrés del trabajo, tal vez con una refrescante bebida y sin la necesidad de moverse al otro lado de la ciudad para disfrutar de un momento relajado fuera de casa ¡Será su lugar favorito, todos los días! 


Alberca y chapoteadero: El tropical y cálido clima de Mérida necesita del acceso constante a una piscina, por lo que formará parte de la rutina diaria de papá: bajar la temperatura del cuerpo en la piscina y a dormir. Asimismo, no importa si hay niños pequeños que quieran acompañar a papá en esas calurosas tardes, ya que también habrá un chapoteadero en donde juntos podrán crear nuevos recuerdos. 


Área de asadero: ¿Qué otra cosa más satisfactoria puede haber para papá que el sonido de un buen corte en el asador? ¡Todos lo agradeceremos! Pero sin duda es una actividad relajante y deliciosa que será el pretexto perfecto para que cada domingo todos se reúnan y construyan momentos de calidad. 


Porque papá se merece todo,¡decídete por Tamara! Ponte en contacto con nuestros asesores y descubre nuestras ofertas, pero no lo pienses más porque. ¡Nos quedan últimos lotes!